jueves, 24 de noviembre de 2011

MALEFICIO


Una noche gris la lluvia no cesó yo en mi cama mi corazón reposó.
Sentí tus labios rozarme los mios y el frío de tus dedos me hizo dar escalofríos.

"Nunca he visto a un ángel del mal con las alas tan suaves y tan brillantes
como el valor tan grande que equivale los diamantes de 24 kilates"
dijo él .

Es una tentación amarte hasta que me dejes sin respiración
Es una inspiración sentirte más que una simple atracción

Por esta razón el maleficio de la condenada distancia llega a ser beneficio por tu mirada de enamorado.

Llueve con intensidad no tanto como la densidad que mi corazón late por ti
Tempestad que se convirtió en un principio de amistad a enamorarme sin piedad
"Así me enamoré de un ángel de la maldad
Así es mi felicidad "


EL MALEFICIO LLEGA A SER BENEFICIO
Mi corazón late no por oficio sino por amarte sin sacrificio

5 comentarios:

Advenedizo. dijo...

ehm, tan sólo una puntualización: a muchos no nos gusta ser lacayos de nadie xD

un saludo

ANGEL DEL MAL dijo...

ADVENEDIZO DICESE...
Que llega a una posición que no le corresponde o a un lugar en el que le consideran extraño.

Cada uno elige donde entra, lo que lee, y lo que quiere ser siempre y cuando esté agusto.


saludos

Paco Muñoz dijo...

Me imagino que una broma, en el fondo de una forma u otra somos lacayos de algo.
Saludos.

Eduardo de Vicente dijo...

Definiciones de lacayo para elegir (no sé si quedarme con la 5 o la 6):

1. adj. Servil, rastrero.
2. adj. desus. Propio de lacayos.
3. m. Criado de librea cuya principal ocupación era acompañar a su amo a pie, a caballo o en coche.
4. m. espolique (‖ mozo que camina delante de la caballería de su amo).
5. m. Cada uno de los dos soldados de a pie, armados de ballesta, que solían acompañar a los caballeros en la guerra y formaban a veces cuerpos de tropa.
6. m. Lazo colgante de cintas con que se adornaban las mujeres el puño de la camisa o del jubón.

Abrazos.

Paco Muñoz dijo...

Eduardo yo me quedo con la sexta definición, es un lugar menos bélico que la quinta, más descansado que la tercera y la cuarta, y menos despreciable que la primera, porque la segunda es más de lo mismo.
Saludos.