martes, 4 de diciembre de 2012

TODO


Maldigo estas heridas que me has causado, maldigo aquellas que me causas, maldigo este invierno frío que me has devuelto, vacío, sin besos, sin motivos de ver un cielo nublado. Maldigo esos gestos de mimo que acaban mi paciencia, maldigo tu espíritu libre que a mi me esclaviza, que a mi me condena, maldigo ante todo mi debilidad, mi fragilidad en cada latido de este corazón de cristal.

Maldigo ...
La esencia que dejaste entre mis sábanas, y maldigo el momento de aquellas crueles palabras, yo maldigo estas cicatrices que no se borran, tatuajes que se plasman como obras de Goya, maldigo a este demonio personal que hice de tu nombre, lo maldigo hasta la última gota de mis fuerzas.

Maldigo el momento de aquella obsesión, de aquella locura de desenfreno, maldigo cada momento en los que perdí la gloria de un verso, de los labios aquellos, que hechizan al instante.

Maldigo todo lo que digo, maldigo todo mi pasado, mi presente, mi futuro, maldigo el momento en que fruncí el ceño, maldigo todo, maldigo ese cuerpo, ese escándalo angelical que de mi se hace dueño, maldigo esos pasos, esos hombros hipnotizantes, maldigo cada dedicatoria, cada verso escrito, cada dibujo, cada momento en foto, maldigo todo todo todo.

Ante todo, y después de todo, maldigo este texto..

4 comentarios:

Eduardo de Vicente dijo...

Vaya no de otra forma puede despertar un ángel del mal en su caverna si no es maldiciendo.
Bienaventurados los que sintieron y perdieron la gloria de un verso (bien pudieran venir estas palabras para un evangelio).

Un beso.

ANGEL DEL MAL dijo...

Bienaventurados los que lloran, por que ellos serán consolados. Mi querido Eduardo cuanto me alegra verte por mi guarida.


Mil besos oscuros pero calidos.

Carmilla dijo...

Querido Angel, un placer leerte, tus letras oscuras y llenas de pasión me han encantado...

Saludos,

ANGEL DEL MAL dijo...

Bienvenida a mi guarida, espero que estes comoda aqui y espero ser buena anfitriona.


BESOS OSCUROS